viernes, 29 de abril de 2011

Dickens, entre Séneca y Sócrates.


Arriba, en un fragmento de la foto aérea de 1945, el trazo de lo que sería la prolongación de la calle de Dickens.

En terrenos que hasta 1949 habían permanecido en propiedad de la familia Cuevas, se trazó la calle continuación de Charles Dickens, entre la Torre del Reloj y lo que sería la calle discontinua de Sócrates y que ahora es sitio de presentación de varios interesantes edificios que se conservan en su estado original.








A la izquierda, el primer edificio de departamentos en la zona, proyecto de 1958 del arquitecto Vladimir Kaspé, con el número 47 de Platón.
(Fotografía de Guillermo Zamora)
El edificio con orientaciones sur y oriente, resolvió la geometría ligeramente irregular del terreno con balcones hacia el sur. Alberga seis departamentos y doce espacios de estacionamiento techado.
Abajo, una fotografía contemporánea del edificio que se conserva en magníficas condiciones.












Justo frente al edificio de Kaspé (al otro lado de Platón –fotografía a la izquierda-), en el número 69 de la calle de Dickens, encontramos un proyecto del ingeniero Boris Albin, edificado en 1962; la estructura de ocho niveles alberga 16 departamentos y resuelve la irregularidad del terreno con grandes balcones con vista al sur.











Al otro lado de la calle (fotografía a la derecha), con el número 68 de Dickens y acceso también por Campos Elíseos, encontramos el edificio de diez niveles proyectado en 1960 por los arquitectos Felipe y José Woloski; el inmueble edificado en un esbelto terreno se ordena sobre Campos Elíseos y crea un perfil dentado hacia la calle de Dickens, con terrazas que algunos inquilinos han cerrado.










Al final de la calle y a su remate con la calle de Sócrates (imagen a la izquierda en su estado actual), se levanta el edificio proyectado por los arquitectos P. Broid, C. Ortega, B. Méndez y O. Urrutia en 1962.
El edificio de once niveles fue motivo de mención en L’architecture d’aujourdhui en 1963, destacando el intrincado juego de volúmenes en la fachada. Abajo una fotografía de 1962.


miércoles, 27 de abril de 2011

Tres Picos N° 29.


Casa habitación de don David A. Siqueiros, ahora “Sala de Arte Público”. Ha sido intervenida en varias ocasiones, la más reciente a final de 2010 por el Arquitecto José Castillo.


El Museo/Sala fue de origen uno de los domicilios del pintor David Alfaro Siqueiros y legada “al pueblo de México” antes de su muerte en 1974 (en Cuernavaca) como un fideicomiso del Banco de México.


Fotografía de David Alfaro, posando en 1944 al exterior del Palacio de Bellas Artes (se puede reconocer la basa de una de las columnas de los pórticos) probablemente como preparación para el mural “Nueva Democracia”, mural fechado en ese año.

La casa adquirida en 1951, es donde residió mientras se producían los murales de Ciudad Universitaria, del Castillo de Chapultepec, el Centro Médico y la Asociación Nacional de Actores, al finalizar el cual fue acusado de “disolución Social” y condenado a ocho años de prisión que cumplió en la prisión de Lecumberri (ahora Archivo General de la Nación).


Al interior, los tres niveles de exhibición se complementan con el mural “Maternidad” e innumerables ejercicios plásticos y fotomontajes; funciona también como casa de cultura y alberga diversos eventos…



La casa ha sido objeto de diversas intervenciones, tanto como para cubrir el jardín como para hacer evidente su presencia hacia el exterior. Probablemente la más notable es la intervención de fin del 2010, donde se liberó por completo la planta baja (abriendo el espacio hacia la calle) y limpiando el área de exhibición, que al paso de los años se había vuelto obsoleta.


martes, 26 de abril de 2011

Campos Eliseos y Jorge Eliott…







El terreno que ahora deja vacía la cabecera de manzana entre las calles de Andrés Bello, Jorge Eliott y Campos Elíseos albergó el Centro Cultural Arte Contemporáneo que reutilizaba la edificación que sirvió como Centro de Prensa para el encuentro mundial de fútbol en 1986 y que sustituyó las tres casas que ocupaban el terreno desde 1940.
A la izquierda, la esquina del edificio en las calles de Andrés Bello y Jorge Eliott; abajo, el terreno en su estado actual desde el mismo ángulo.






En dos fotografías de la Compañía Mexicana de Aerofoto, se puede ver la avenida de los Campos Elíseos y marcados en rojo, el terreno en cuestión; arriba una toma de 1939, cuando aún no se trazaba la calle de Eliott y abajo una toma de 1944.



Como parte de la infraestructura que el “Comité Ejecutivo de la Copa Mundial -México ’86-” proveyó para recibir la sede, desde 1984 se edificó el “Centro Internacional de Prensa”, siguiendo un proyecto de -Sordo Madaleno y Asociados- (Javier Sordo y Javier de la Garza).


La nota periodística decía: “El centro de prensa de cuatro pisos y tres niveles de estacionamiento subterráneos, abarca un total de 15,532 m². El primer piso comprende la oficina de acreditación, módulo de información, banco, correo, telégrafo, salas de proyección y conferencias así como una videoteca y centro de reparación de cámaras".




“En el segundo piso, el área de trabajo de periodistas, provista de máquinas de escribir, telex, telefax, cabinas telefónicas, centro de copiado y Terminal de computadora IBM.
En el tercer piso habrá espacio para las agencias de prensa nacional y extranjera; las oficinas de prensa del Comité Ejecutivo se situarán en el piso superior, así como la FIFA, AIPS y el centro de computación.
En los sótanos, habrá estacionamiento para 232 vehículos, almacén, laboratorios de fotografía y cuarto obscuro…”








Luego de la justa deportiva y a raíz de problemas administrativos con el “Museo Tamayo”, se crea en 1996 el Centro Cultural -Arte Contemporáneo- con el apoyo de la Fundación Cultural Televisa A.C. y que aprovecha el magnífico espacio de más de 2,665 m² para exposiciones temporales, además de alojar el acervo de CCAC y las colecciones fotográficas de Manuel Álvarez Bravo.


Arriba, el vestíbulo del CCAC y abajo el pórtico de acceso; aún se mantenía íntegro el proyecto de Sordo Madaleno…





El edifico se demolió en el año 2002 con la idea de edificar una ampliación al Hotel Presidente, pero a la fecha, nada se ha construido. Arriba, la fotografía de la plancha de desplante vista desde la calle de Andrés Bello.


Puedes encontrar más entradas relacionadas con la arquitectura de Polanco al final de ésta página...

lunes, 25 de abril de 2011

Arquímedes, Lord Byron y Tres Picos…

El pequeño triángulo formado por tres calles – que de origen no contemplaban terreno para construcción alguna– y nominalmente en la Colonia del Bosque de Chapultepec, albergó por años un edificio funcionalista construido en 1947 por el ingeniero Federico Díez.


Arriba, en una sección de un plano de 1929 que forma parte de la colección de “Universum –Museo de Ciencias–” aparece la “Colonia del Bosque de Chapultepec”; marcado en azul el cause del Río de los morales (que se transformaría en Campos Elíseos) y en rojo los terrenos vendidos para 1932, antes incluso de la comercialización de “Chapultepec-Polanco”. Es interesante hacer notar que la calle que ahora conocemos como Rubén Darío aparecía entonces como Calzada de la Fundición, Lord Byron como Calle Seis, Avenida Presidente Masaryk como Avenida de la Piedra Redonda y Tres Picos como Avenida Eduardo Cuevas Rubio (fraccionador de los terrenos de la nueva colonia). Abajo, fotografía aérea de la Compañía Mexicana de Aerofoto fechada en 1936, con el cause del Río de los morales; en el óvalo rojo, el terreno en cuestión...










A la izquierda, en una fotografía aérea de 1945, puede verse el trazo de Avenida Arquímedes, desde Andrés Bello (abajo), hasta Presidente Masaryk y Newton (arriba); en el óvalo rojo y aún sin banquetas que limiten el terreno, el cruce de las calles Arquímedes, Lord Byron y Tres Picos…


Abajo, una fotografía del edificio que ocupó el terreno triangular con el número 79 de Avenida Arquímedes y que por años fue conocido por albergar el “Sevicio Becerra” de venta de acumuladores. El edificio de cuatro niveles y modestos acabados presentaba un grave deterioro y para 2006 fue demolido. Según datos del R.P.P. fue edificado en 1947 por el ingeniero Federico Díez.



Para fortuna de los inversionistas, en las páginas 33 y 34 de la Gaceta Oficial del 30 de noviembre de 2010, apareció publicado el siguiente Decreto que permite libertad absoluta en el uso del terreno:

"DECRETO POR EL QUE SE DESINCORPORA DE LOS BIENES DEL DOMINIO PÙBLICO QUE INTEGRAN EL PATRIMONIO DEL DISTRITO FEDERAL, LA FRACCIÒN DE TERRENO UBICADA EN PANCOUPÈ LOCALIZADA EN LAS CALLES DE LORD BAYRON Y TRES PICOS, COLONIA CHAPULTEPEC MORALES, DELEGACIÒN MIGUEL HIDALGO, CON SUPERFICIE APROXIMADA DE 25,216 METROS CUADRADOS. PARA SU POSTERIOR ENAJENACIÒN AD CORPUS A TITULO ONEROSO EN LAS MEJORES CONDICIONES PARA EL DISTRITO FEDERAL"

Abajo, una fotografía del edificio de diez niveles y sótanos, proyecto de Benjamín Romano Jafif terminado en 2011, al cruce de las calles Arquímedes, Lord Byron y Tres Picos…


El edificio comenzó a edificarse en 2008, pero tuvo un largo período de germinación, en buena medida por el innovador sistema constructivo y la novedosa solución para el estacionamiento subterráneo. Es importante hacer notar que ésta fachada (poniente) se levanta sobre la calle de Arquímedes que es ahora un acceso importante a Polanco y que bajo su trazo circula la línea siete del Metro.








A la derecha y tomada durante la construcción, una fotografía de la aguda esquina que forma el edificio en la confluencia de las calles de Arquímedes y Lord Byron a su encuentro con Campos Elíseos. La estructura cerrada hacia el Norte, permite que el edificio se abra completamente a las vistas del Bosque de Chapultepec hacia el sur.
Abajo, la fachada sur y oriente del edificio, que acoge las escaleras e instalaciones de emergencia (a la derecha) y que además libera (abajo) buena parte del espacio peatonal a fin de dar espacio al acceso principal y al sutil elevador para acceso y salida de automóviles.



Centro Médico/Pedagógico Nacional










Sobre la Avenida Presidente Masaryk, esquina con Bernard Shaw -entre la Embajada de Cuba y la Sinagoga Maguen David-, es proyecto del arquitecto Enrique Cervantes con firma del don Pedro Ramírez Vázquez, fechado en 1962.








En el predio, alineado sobre la avenida, un amplio edificio de estructura metálica y tres nivele es ahora albergue para el “Centro Mexicano de Cultura” y su biblioteca en planta baja, además de aprovechar el auditorio de la esquina sobre la calle de Shaw. Salvo algunas modificaciones a los accesos, el edificio no se ha modificado, aunque el mantenimiento ha sido muy deficiente, por lo que aparece desciudado.



El edificio poniente, colindante con la embajada, alberga aún una “Clínica de la Conducta” dependiente de la Secretaría de Educación Pública y ha sido modificado con la sustitución de celosías, aunque es perfectamente reconocible.


Los espacios interiores se han adecuado a los nuevos usos gracias a la flexibilidad de la planta libre y las áreas de jardines interiores se mantienen en razonables condiciones, aunque un poco descuidados.


Vistos desde el jardín interior, arriba la fachada poniente del auditorio y sur del edificio principal; abajo, el edificio principal y el edificio de la Clínica de la conducta (modificada y ahora separada del conjunto).



Las fotografías de Guillermo Zamora Serrano, aparecieron en “L’architecture d’au jourd’hui N° 109 (Septiembre de 1963), dedicado a la actualidades de México.

sábado, 23 de abril de 2011

El papel del INBA en la colonia…

Con frecuencia se habla de la protección que el Instituto Nacional de Bellas Artes da a los inmuebles catalogados en Polanco y que figuran en un catálogo que obra en poder de la institución; parcialmente cierto…


Arriba, casa habitación en la esquina de Arquímedes y Campos Elíseos, demolida a pesar de estar registrada en el catálogo del INBA y haber sido motivo de innumerables denuncias. Abajo, el edificio de departamentos en la esquina de Rubén Darío, Spencer y Campos Elíseos, obra del arquitecto Abraham Zabludowsky; fotografías tomadas justo antes de su demolición.


La Dirección de Arquitectura del INBA puede “hacer llegar sugerencias” a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda con respecto a los inmuebles que debieran protegerse, y la SEDUVI debe “escuchar esas sugerencias”; lo que en resumidas cuentas, no tiene valor alguno y es una herramienta para que los malos servidores extorsionen a quienes intentan hacer modificaciones a inmuebles catalogados por la vía legal...
A pesar de las innumerables denuncias, la realidad es que cuando un terreno tiene suficiente valor, la decisión de demoler un inmueble catalogado se toma a nivel del gobierno local.

Abajo, la casa de don Jesús Cabrera Llamas, proyecto de 1939 del arquitecto Fernando Orozco, destruida entre 2006 y 2009, a pesar de formar parte del catálogo del INBA y haber sido objeto de innumerables denuncias y artículos periodísticos.


El mejor ejemplo (y cercano a Polanco) es el caso del Súper Servicio Lomas, obra del arquitecto Vladimir Kaspé, donde gracias a la insistencia del asesor no oficial en cuestiones urbanas de Marcelo Ebrard se impuso la demolición con una serie de peculiaridades extrañas: la disposición (no oficial) que se tomó entre el jefe de gobierno y Jorge Gamboa, se hizo llegar entonces a la SEDUVI y a pesar de su desacuerdo, el director no tuvo opinión más que acatar la orden y permitir el nuevo uso de suelo escudado en la “opinión favorable al proyecto” que dio el Comisión Nacional de Zonas y Monumentos (a pesar de que en Agosto de 2007, por acuerdo de la Secretaría de Educación Pública, el Instituto Nacional de las Bellas Artes y Literatura, declaró Monumento Artístico la obra arquitectónica de Kaspé); para aplacar a los vecinos, la constructora hizo pública esa opinión favorable junto con una autorización de la “Dirección del Patrimonio Urbano de la SEDUVI”, y entonces nomás le tocó a la Delegación Miguel Hidalgo y a don Demetrio Sodi aceptar y acatar la imposición “que llegó desde la instancia responsable”.


Así, la demolición de Súper Servicio Lomas en Pedregal N°24, se llevó a cabo en los últimos días de Diciembre del año pasado, a fin de no poder recibir quejas y estar obligados a detener la destrucción.


Arriba, la portada del catálogo del INBA para la exposición en el Museo Nacional de San Carlos “Visión de la arquitectura capitalina –Años 20s/50s–, Arquitectura Neobarroca”; la fotografía es de una casa, proyectada por el arquitecto Fuhrken en 1943, edificada en la calle de Alejandro Dumas y demolida en 1998.
Abajo la casa de la familia Azcárraga, al cruce de Campos Elíseos y Julio Verne, destruida entre Diciembre de 2006 y Enero de 2007; la obra era proyecto del arquitecto Vladimir Kaspé y permanece desde 2007 como terreno baldío.




Es también importante hacer notar que varios de esos inmuebles “catalogados” se vuelven un inconveniente para los propietarios, ya que con la construcción protegida es difícil obtener el rendimiento que muchos esperarían de un terreno tan costoso y que paga un impuesto predial altísimo; dado que ha sido imposible convencer a la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal que parte de la protección implica un estímulo o exención a los impuestos que se cobran, las opciones se agotan. Entonces tenemos que por un lado el INBA no tiene facultades reales para evitar las destrucciones y por otro el gobierno de la ciudad no tiene intención de proteger los inmuebles o ayudar a los propietarios a hacerlo; finalmente la Delegación (Miguel Hidalgo en éste caso) deja hacer, alegando que ninguna de las decisiones es parte de su ámbito de acción…

miércoles, 20 de abril de 2011

La casa de los leones…

Luís G. Urbina N° 104, esquina con Lafontaine.


Proyecto del arquitecto Carlos Peña y edificada en 1942, la residencia de la familia X ha cambiado de uso en diversas ocasiones –ahora albergando oficinas-, pero hasta la fecha se mantiene casi intacta; conocida como la “casa de los leones” por las cuatro efigies bajo las ventanas del comedor, la casa presenta las características que hicieron del “neobarroco” en estilo popular en Polanco.


Fotografía oblicua de 1945, con la fachada oriente de la casa, la calle de Luís G. Urbina y el “Parque de los espejos”, ahora conocido como Lincoln.






A la izquierda, las plantas de la casa según aparecieron en “La gran corriente ornamental del Siglo XX” de RFG.

Es interesante destacar que en planta baja, hacia el sur y como complemento al espacio del ante comedor, la casa muestra una terraza que remata en una fuente, muy a la manera de los abrevaderos que se podían encontrar en las casas virreinales de la Nueva España.

Abajo, una fotografía de la fuente que remata la terraza.


















La casa presenta exuberante ornamentación en las cuatro fachadas, aunque el frente Norte que mira hacia el parque (foto a la izquierda), exhibe la mayor profusión, incluyendo un torreón con techo a cuatro aguas (abajo) en el que anidan una trífora de la recámara principal, así como la ventana de la biblioteca, con herrería abombada.















Al interior, la profusa decoración de la escalera principal (arriba), que incluye cantera labrada y mosaico multicolor, se complementa (abajo) con un par de vitrales de motivo regionalista, todo en concordancia con el sentimiento nacionalista de la época…