miércoles, 27 de julio de 2011

Cosas que le pasan a la arquitectura…

Algunos propietarios deciden que es mejor no demoler lo que existía, pero necesario poner al día sus edificios; presento tres ejemplos donde es interesante ver lo que sucedió en tres ejemplos de “antes y después”…




Primer ejemplo:

Rubén Darío N° 36, entre Rincón del Bosque y Campos Elíseos.
Edificado en 1947, con proyecto del arquitecto Carlos Lazo para la familia Reachi, el inmueble con frente hacia el norte cegaba la orientación con un muro de piedra y creaba un par de ventanales semicirculares de doble altura para las estancias interiores.
El arquitecto Lazo 1946 formó parte de la Comisión del Programa Nacional de Gobierno durante la presidencia de Miguel Alemán Valdés. Al siguiente año fue nombrado Oficial Mayor de la Secretaria de Bienes Nacionales e Inspección Administrativay en abril de 1950 asume el cargo de "Gerente General" del Proyecto de Construcción de la Ciudad Universitaria de México. Es así que junto a un grupo de renombrados profesionistas, realiza en un lapso aproximado de dos años, el complejo universitario más importante de América Latina.


En los años 90, el inmueble se amplió y forró de vidrio-espejo con el resultado que aparece abajo.





Segundo ejemplo:

Homero 424, esquina con Hegel

Por varios años, la planta baja del edificio proyecto del ingeniero Luís Esquivel en 1945, albergó la tienda y restaurante “Adonis”
Ante el éxito de la comida y entretenimiento a la manera libanesa, los propietarios adquirieron un predio aledaño sobre la calle de Hegel y ampliaron la representación de la maraca a la totalidad de las fachadas.
Abajo, una fotografía del edificio en 1984 (antes de ser remodelado) y mas abajo un ángulo desde la esquina.









Tercer ejemplo:

Taine N° 729, entre Campos Elíseos y Rubén Darío.

El edificio de departamentos que por años estuvo frente al colegio “Hesperia” hubo de sufrir algún deterioro; proyecto del ingeniero Bravo y fechado en 1951, el edificio se remodeló extensamente a principio de siglo y la estructura sigue siendo reconocible.

Abajo un angulo general del inmueble y más abajo, su estado actual.






Hay muchas edificaciones siguen ahí, aunque han mutado, no siempre para bien…


Puedes encontrar más entradas relacionadas con la arquitectura de Polanco al final de ésta página…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada