lunes, 9 de mayo de 2011

El Rancho del Charro









A principios del siglo XX, después de la Reforma Agraria surgida a raíz de la Revolución mexicana, la Charrería comenzó a conformarse como elemento de orgullo Nacional y deporte; eso implicaba hacer alarde de las habilidades ecuestres que los charros o vaqueros mexicanos realizaban para ganarse la vida y para divertirse durante las fiestas o ferias. La Charrería tuvo un importante impulso durante el gobierno de don Manuel Ávila Camacho, amante de ese arte practicado en "lienzos charros" que son instalaciones especialmente diseñadas para su práctica y cuentan con establos, ruedo, y partidero.









Edificado en 1944, el “Rancho del Charro” fue la reedificación de los lienzos que habían estado en la esquina nor-oriente de los terrenos de la Hacienda de San Juan de Dios de los morales y edificados en1936 por la naciente Asociación Mexicana de Charros en un terreno cedido por don Eduardo Cuevas.










A la derecha, en una fotografía aérea de 1945, puede verse la glorieta de la Calzada Mariano Escobedo a su cruce con la Avenida Ejercito Nacional Mexicano y la diagonal Newton. En la esquina de Ejercito Nacional y la ahora calle de Schiller aparece el Rancho del Charro, inaugurado por el Presidenta Ávila Camacho en 1944.











Abajo aparecen tres fotografías aéreas de la Compañía Mexicana de Aerofoto, en las que se puede hacer la comparación de las estructuras que se levantaron en la zona. Primero la imagen de 1931, en que se puede ver el cauce del río de San Joaquín y la esquina nor-oriente de los terrenos de la Hacienda de los morales. La avenida en la parte superior de todas las tomas es la avenida Lago Alberto y su continuación (que se transforma en Bahía de Santa Bárbara).



Arriba la toma de 1941, con los dos “Lienzos” de la asociación Nacional de Charros. Abajo en una fotografía de 1959 el Rancho del Charro y su terreno con superficie de 7,700 metros cuadrados, ya dentro de la mancha urbana de Polanco; es de hacer notar la Fuente de Nereidas (mejor conocida como Fuente de los Hongos) al cruce de las Avenidas Ejercito Nacional Mexicano y Mariano Escobedo y las diagonales Newton y Thiers que sigue el cauce del Río San Joaquín.


En México, el charro es un personaje popular y estereotípico que cumple las funciones de hacendado y de jinete en las zonas rurales del país. Icono de la mexicanidad, presente en el imaginario colectivo así como en la literatura, cine, pintura. El traje del charro representa los caudales de los hacendados, pues lleva botonadura de plata. Además del poder económico, los charros ostentaban un poder social importante como dueños de grandes extensiones de tierra productoras.


Arriba una fotografía del Rancho del Charro, tomada en 1944, en la esquina de Ejercito Nacional (a la derecha) y la calle de Schiller (a la izquierda). Abajo una fotografía durante la inauguración del lienzo, donde aparece el Presidente de la República, don Manuel Ávila Camacho (centro-derecha).








El Rancho del Charro fue escenario de varias películas, entre las que destacó “El Mariachi Canta” de Miguel Delgado, en que figuraban Luía Aguilar y Lucha Villa de 1962.







Luego de su demolición, el predio pasó a propiedad de don Ángel Lozada y Grupo Gigante que en 1991 construyó una tienda para su nuevo formato comercial: “Bodegas Gigante” construyendo una nave y estacionamiento subterráneo.











En la actualidad “G” Gigante Grupo inmobiliario, con la Desarrolladora del Parque y Jones Lang La Salle construyen el complejo corporativo “Dos Patios”, un edificio que contará con certificación LEED.








Arriba una imagen del proyecto; abajo el avance de la obra al 9 de mayo del 11.



Un video del proyecto puede descargarse vía U-tube en:
http://www.youtube.com/watch?v=2xBCJyNAE8w&feature=player_embedded#at=13


No hay comentarios:

Publicar un comentario