miércoles, 25 de mayo de 2011

Embajada de España


Galileo Galilei N° 108, esquina con Avenida Horacio.


La residencia del Sr. Luis Kirsh Podent fue diseñada en 1942 por el arquitecto Eduardo Fuhrken Meneses, aunque construida entre 1944 y 45 por el ingeniero Francisco Gama Rayón, con algunas pequeñas modificaciones; es claro que tiene ciertas similitudes con la casa construida en 1938 para el Sr. Elías Henaine en un terreno de similar orientación en la esquina de las calles Luís G. Urbina y Alejandro Dumas.











A la izquierda, la planta baja de la casa, ocupando la sección norte de la propiedad; es interesante hacer notar que el nivel de piso –jardín- se usa para servicios, cocheras y un amplio aposento que en planos originales se designa “Salón de Baile”.
También es interesante resaltar que las cocheras permitían acceso indistinto desde ambas calles.
Abajo la planta principal de la casa, a la que se accedía por la doble escalera en la esquina nor-oriente del conjunto.













La casa perdió uno de sus terrenos (450 m² al extremo sur) hacia 1958, aunque con su transformación en embajada se recobró y añadió un edificio para el consulado –edificación de extraña geometría, cristales azules y peculiar acceso que según los diseñadores recuerda un “arco Maya”– en la calle de Galileo con el número 114.





Afortunadamente la casa original se mantuvo prácticamente inalterada, salvo la perdida de algunos elementos de herrería en las ventanas y el cegado de la herrería de la barda perimetral.


En la portada principal se retiró el nicho superior (colocando ahí una marquesina azul que pretende hacer juego con el edificio de la Cancillería) y sustituyó el escudo heráldico Kirsh, reemplazándolo por el escudo de España, aprovechando el cuartelado y entado en punta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada